APNEA DEL SUEÑO

El 86% de la población de nuestro país desconoce que la apnea del sueño es un trastorno que afecta a la salud, el 34% ni siquiera ha oído hablar de esta enfermedad y son muchos los que no saben distinguirla o la confunden con los simples ronquidos.

La apnea del sueño está relacionada con dificultades respiratorias que provocan una falta de oxígeno. Cuando estos problemas se agravan, aparecen las paradas respiratorias. Aunque al principio son cortas, pueden alcanzar los 30 o 40 segundos.

figura-1

Debemos tener en cuenta que existen tres tipos de apnea del sueño:

  • La apnea obstructiva Mientras una persona duerme, todos los músculos del cuerpo se relajan, incluidos los músculos que entran en función durante la respiración y que mantienen las vías hacia los pulmones abiertas, sobre todo las vías de la parte superior de la garganta. El problema surge cuando algunas personas tienen una zona de la garganta más estrecha y al relajarse el cuerpo, todos los músculos se relajan. El trastorno de la apnea del sueño hace que estas personas hagan una o más pausas en la respiración o tienen respiraciones superficiales durante el sueño. Pueden llegar a tener parones en la respiración. Una persona con apnea obstructiva suele roncar más de lo normal. El ronquido es causado por el sonido del aire, que al pasar por la vía, estrechada o bloqueada emite el ruido. Obviamente no toda persona que ronca tiene apnea del sueño. Cuando se sufre de apnea obstructiva del sueño, el tiempo que la persona pasa durmiendo es de mala calidad y se siente cansancio durante el día.
  • Otro tipo de apnea es la central, menos frecuente, que ocurre cuando la parte del cerebro que controla la respiración no envía las señales correctas a los músculos respiratorios, y como consecuencia de esto, la persona no hace esfuerzos por respirar durante períodos cortos. Este tipo de apnea puede presentarse en cualquier persona, pero es más frecuente en quienes sufren ciertas enfermedades o usan ciertas medicinas. La apnea central casi siempre ocurre con la apnea obstructiva, pero puede ocurrir sola.
  • Apnea mixta, puede iniciarse como una apnea central y volverse obstructiva.

APNEA DEL SUEÑO (AOS) – CAUSAS QUE INCREMENTAN EL RIESGO

Además de las causas expuestas existen otros factores que pueden aumentar el riesgo de tener apnea:

  • Tener el maxilar inferior más corto que el maxilar superior.
  • Determinadas formas del paladar o de la vía respiratoria que originan el colapso de la vía.
  • Tener un cuello grande.
  • Poseer una lengua que puede retrotraerse hasta bloquear la vía respiratoria.
  • La obesidad.
  • Tener unas amígdalas o vegetaciones grandes que pueden taponar la vía respiratoria.

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA AOS?

Hay muchos signos y síntomas de AOS. El signo más común es el ronquido, pero no todos los que roncan tienen AOS. Los siguientes son otros signos y síntomas de la AOS.

Manifestaciones durante el despertar

  • La somnolencia diurna es causada por una interrupción del sueño y por la ausencia de la fase del sueño profundo. A menudo se produce después de las comidas o en ausencia de estimulación (reunión, conducir, leer, etc.)
  • Un sueño no reparador.
  • Accidentes (domésticos, profesionales, en vía pública).
  • El síndrome depresivo.
  • Los comportamientos automáticos.
  • El deterioro de la memoria.
  • La impotencia, los trastornos de la libido.
  • Los problemas de conducta: irritabilidad, agresividad, depresión, deterioro cognitivo, dolor de cabeza por la mañana.
  • Manifestaciones clínicas de apnea del sueño obstructiva durante el sueño

Manifestaciones durante el sueño

  • Frecuentes ronquidos intensos, interrumpidos por apnea (silencio), con una recuperación “explosiva”. Pero existe AOS sin ronquidos (insuficiencia respiratoria alta, los pacientes quirúrgicos).
  • Apnea (No siempre es percibida por el paciente, pero es una fuente constante de preocupación para el cónyuge. Apnea es responsable del despertar brusco con una sensación de asfixia).
  • Los movimientos del cuerpo.
  • El despertar brusco.
  • La nicturia (el hecho de levantarse con demasiada frecuencia durante la noche para orinar y la probable secreción del factor natriurético auricular provocada por la apnea y la depresión torácica).
  • La hipersalivación.
  • La micción involuntaria.
  • Sudores nocturnos.
  • El sonambulismo.

TRATAMIENTO DE LA APNEA DEL SUEÑO

Medidas higiénico-dietéticas

Cuando la apnea es leve pueden ser efectivas medidas de autocuidado como son:

  • Perder el exceso de peso. Es muy importante este punto en el tratamiento de la apnea del sueño. Pequeñas reducciones del peso van a aportar mejorías significativas en la apnea del sueño, ya que al adelgazar se produce un aumento del calibre de la vía respiratoria.

figura-4

  • Dormir de lado o boca abajo. La postura del paciente a la hora de dormir es determinante en la aparición de las apneas. El decúbito supino (boca arriba) provoca que la lengua y el paladar blando descansen sobre la faringe y obstruyan las vías respiratorias. Para ayudar a que la persona no duerma en esta postura, se puede colocar una pelota de tenis en la espalda del paciente para que le resulte incómodo cada vez que adopte dicha posición.
  • Evitar el alcohol y los fármacos con efecto sedante. Al consumir sustancias que provocan una relajación en los músculos de la faringe, se favorece la obstrucción de la vía aérea.
  • Mejorar la respiración nasal. Intentar respirar por la nariz y no por la boca.

Aparatos bucales

El uso de los aparatos bucales para el tratamiento del ronquido y de leves a moderados de apnea del sueño es un método científicamente probado y eficaz.

Los pacientes con apnea del sueño con ronquidos  de leves a moderados y que no responden a tratamiento como la pérdida de peso y cambios en la postura para dormir,  se les indican aparatos bucales.

Roncofer es un dispositivo intraoral que tiene como objetivo retener la lengua, durante el sueño, en la misma posición, de manera que no se retraiga hacia el interior de la boca obstruyendo de esta forma las vías aéreas superiores.